CCCLXV aniversario de la fundación

Fecha: 7 de marzo de 2014

Lugar:Base Militar "El Empecinado" - Santovenia de Pisuerga (Valladolid)

 

Hoy es 7 de marzo. Hoy brilla el sol en El Empecinado. Hoy es el aniversario del Regimiento Farnesio. La liturgia comienza, como siempre, con el toque de Regimiento antes de que Farnesio, al completo, forme en el patio de armas. A la cabeza, la escuadra de batidores, y detrás, los cuatro escuadrones del Regimiento. En un abrir y cerrar de ojos, las unidades se alinean, los jefes de escuadrón dan novedades al comandante que manda la línea, y se pasa al orden de parada. A retaguardia de la formación, impresionantes y amenazadores, los vehículos acorazados de uno de los escuadrones dan aún mayor realce a la caballería de Farnesio.

Se incorpora a la formación el estandarte de Farnesio, con sus corbatas de San Fernando y sus Medallas Militares Colectivas, a las que el morado de la Medalla de Valladolid da cierto llamativo toque de color. Armas en presenten, guión y banderines alzados y un rotundo grito de "¡¡Viva!!" reciben a la enseña nacional -donada en el año 2011 por la Asociación de Veteranos del Regimiento-, mientras suena la Marcha Real.

Llega la autoridad que preside el acto, el general jefe del Mando de Fuerzas Pesadas, Miguel Alcañiz, a quien se le rinden los honores de ordenanza antes de que, a los sones de "El abanico", pase revista a la fuerza. Parece que el aspecto del Regimiento le ha satisfecho, pues al concluir la revista, conversa muy sonriente con el coronel de Farnesio, Fernando de Prat.

Continúa la celebración sin salirse del guión: lectura de una breve reseña de la historia centenaria del Regimiento, como atestiguan las corbatas que cuelgan del guión de Mando del Regimiento. Imposición de condecoraciones, entrega de premios y distinciones, entre ellas el III Premio "Pedro del Castillo", para distinguir al mejor militar de tropa del Regimiento, galardón que este año 2014 ha ido a parar al cabo José María Revilla Palenzuela, y cuya beca entrega entrega Juan Luis Gómez Oñoro, presidente de la Asociación de Veteranos de Farnesio, puesto que la asociación colabora con el Regimiento en el premio.

Habla a continuación el Coronel De Prat a sus jinetes. A ellos, les recuerda sus obligaciones como militares y manifiesta su orgullo por estar al frente de una Unidad que muestra una salud óptima. Pero aún así, recuerda, no hay que dormirse en los laureles, hay que continuar aspirando a más. Y también tiene palabras de reconocimiento y de elogio para todos los jóvenes que forman en los escuadrones y que, frente a una vida más tranquila, sosegada y cómoda, han optado por una forma de vida a menudo plagada de sacrificios, de penurias y, a veces, también de amargura.

Después, el recuerdo eterno a los caídos, la entonación de las vibrantes palabras del himno de Farnesio -"¡Adelante, jinetes de Farnesio, altas las frentes y alto el corazón!"-, la retirada de la fuerza a paso ligero y, finalmente, el desfile del Regimiento a lo largo de la Avenida del Zar Nicolás II.

La parada militar del 7 de marzo puso fin a una semana de variados actos organizados por el Regimiento para conmemorar el 365 aniversario de su fundación: una exposición fotográfica con imágenes de los siglos XX y XXI, diversas competiciones y una magnífica conferencia sobre la participación del Regimiento Farnesio en la campaña de Andalucía en la Guerra de la Independencia, pronunciada por el prestigioso médico jienense Alfonso Rojas Salcedo, presidente del Círculo de Amigos de las Fuerzas Armadas de Jaén.